Ir para o Conteúdo
imgcentral

Koshirae

El montaje de una katana


Marco Araújo Poli

Koshirae son los elementos que constituyen el montaje de la espada como un todo (vaina, empuñadura, guarda, trabas y decoraciones). Son la “ropa” que la hoja viste.

El koshirae mas simple, que toda espada recibe luego de ser forjada, es un simple conjunto de empuñadura y vaina de madera, que sirve para proteger y guardar la hoja. Su nombre es shirasaya. Los elementos del koshirae son:

Saya: la Vaina de la espada. Generalmente laqueada, puede presentar textura y decoración. Es hecha a medida para cada espada. En el saya tenemos el koiguchi (abertura donde la hoja entra y se encaja), el kurigata (aro donde se amarra el cordón de la espada), el sageo (cordón que une el saya al obi) y el kojiri (punta del saya).

Tsuba: La guarda de la espada. Esta pieza presenta una enorme variedad de formas y decoraciones, siendo objeto de colección y apreciación tan importante como la propia espada.

Los dos lados del Tsuba se encajan en los dos espaciadores, generalmente de cobre, llamados Seppa. Tienen la función mecánica de absorber impactos.

Otro componente de carácter mecánico es el Habaki, el traba-espada que prende la hoja al Saya. Debido a su función de encajar la espada en el Saya, todas las espadas presentan Habaki.

Tsuka: La empuñadura de la espada. Hecha tradicionalmente de madera, recubierta con piel de raya y trenzada con cordones de algodón o con cuero. Consiste también en el Fuchi y Kachira (extremidades del Tsuka) y el Menuki (pieza decorativa que queda abajo del trenzado del tsuka y sirve para reforzar el agarre de la mano en la espada). Como son utilizadas en el mismo Tsuka, ellas son fabricadas y decoradas en conjunto.

El último componente mecánico del koshirae es el Mekugi, perno de bambú o metal que fija el Tsuka en el Nakago, finalizando el montaje de la espada.

Curiosidad
La idea de imaginar el Koshirae como una ropa para la espada no es casualidad. Realmente, una katana podía tener diversos, koshirae diferentes para cada ocasión. Desde “ ropas” para descansar, como la propia shirasaya, hasta montajes para ir a la corte imperial, pasear en la calle y otra para ir a combate. En verdad, muchas de las vainas y montajes de las espadas no son las originales, pero fueron siendo substituidas con el correr del tiempo.

topo

Instituto Niten Internacional
+55 11 94294-8956
contacto@niten.org