Ir para o Conteúdo

Café con Sensei

Pensamientos y comentarios del Sensei Jorge Kishikawa


08-oct-2014

Revista Bushido Brasil - Espíritu Samurái


Es con alegría que recibo este ejemplar de la revista "Bushido".
Tal como escribió el editor jefe de esta, el objetivo de este número es mostrar a los lectores el origen que lleva el nombre de la revista.
Y sobre este asunto, no con orgullo, sino con certeza de estar cumpliendo la misión, creo que conseguí ilustrarlo un poco.
Hoy, en el vuelo saliendo de Frankfurt para Japón, se sentó a mi lado un señor japonés con sus 70 y pocos años volviendo de un tour por Alemania e Italia, escenas comunes entre los jubilados. Pero este, diferente a la mayoría de los japoneses, estaba curioso por conocerme.
Cuando supo lo que yo hacía, me agradeció con una reverencia por estar difundiendo la cultura y el espíritu japonés, este último que se está perdiendo aquí con la globalización y el cambio de los tiempos. Quedé hasta sin gracia.
Me apretó la mano (cosa rara entre nosotros los japoneses), me entregó su tarjeta de presentación, se disculpó por la petulancia y, al final, me pidió que continuase con la misión.
- Ganbarimasu. - Le respondí en nombre del Bushido.











Haga clic para ampliar las páginas

Texto del artículo Publicado en la Revista Bushido Brasil:


ZEN EN EL COTIDIANO
Espíritu Samurái



La tradición de los legendarios guerreros japoneses está más viva que nunca y es enseñada en Brasil de forma idéntica a como era en el Japón de 700 años atrás.

La búsqueda por la perfección. Esta era la vida de los samuráis en el antiguo Japón. Disciplinados, organizados con extremo sentido de trabajo en equipo, estos hombres fueron durante siglos parte de la élite japonesa. En São Paulo, todo este conocimiento y disciplina son transmitidos por un discípulo directo de los antiguos maestros de la tierra del sol naciente. El Sensei Jorge Kishikawa, creador hace más de veinte años del Instituto Cultural Niten, difunde las enseñanzas milenarias de las artes de la espada samurái. Además de esto, en su escuela, el practicante es sumergido en un mundo donde la filosofía del Bushido y la cultura japonesa son los principales focos. El Bushido (el camino del guerrero) era y continúa siendo un rígido código de conducta que gobierna la vida de cualquier samurái. Éste código no es escrito, sino que el mismo es asimilado con el correr de las décadas de entrenamiento. La conducta de cualquier practicante del arte de la espada, el "kenjutsu", enseñado por el Sensei Jorge, está basado en las virtudes del Bushido (honra, sinceridad, compasión, honestidad, lealtad, coraje, humildad, cortesía y educación). Es de esta forma que el comanda su "dojo" tradicional desde 1993. Actualmente, el Instituto Niten, es considerado uno de los mayores centros de enseñanza de las artes tradicionales de los Samuráis fuera de Japón. Más de 10mil personas ya pasaron por allí. Son 50 dojos distribuidos por Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, México, Estados Unidos y Europa. Todos con el mismo fin, "buscar la invencibilidad y traer la espada que da la vida. En abundancia".


De acuerdo con el Sensei Jorge, que desde la adolescencia visita Japón - ya fue más de 100 veces, para poder "beber de la fuente" como a el mismo le gusta decir, el entrenamiento consiste en aprender las técnicas (katas) que hace más de 700 años eran enseñados y aplicarlos en el combate. Este entrenamiento, aliado a la orientación filosófica, posibilita que haya la metamorfosis de un ciudadano común para un "guerrero", permitiendo una mejora en la calidad de vida del practicante. El maestro es el primer 7º Dan de esta arte en Brasil. Él fue aprobado por unanimidad por un panel de maestros japoneses. Su educación tradicionalmente japonesa fue complementada a partir de los seis años cuando se inició en la práctica del kendo. Dentro de los innumerables títulos, se consagró pentacampeón brasilero de forma consecutiva, en dos oportunidades, invicto en casi 80 combates. Fue subcampeón mundial en 1985, en París y ocupó el tercer puesto en el mundial en 1977, en Tokio.


Siempre buscando incesantemente los conocimientos del "kobudo" - (ko - antiguo; budo - artes samuráis), el descubrió los secretos de los estilos de combate creados por los samuráis. Dentro de estos, podemos destacar el “Hyoho Niten Ichi Ryu” del maestro Miyamoto Musashi, el “Suio Ryu Iai Kenpo”, inmortalizado en las páginas del “Lobo Solitario” Kozure Ookami, el “Shindo Muso Ryu Jojutsu” del maestro Muso Gonnosuke Katsuyoshi, el “Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu” creado por Iizasa Choisai Ienao hace casi 700 años, además del “Ishin Ryu Kusarigama jutsu” y del Ikkaku ryu Jitte jutsu entre tantos otros. "Este fue el inicio del camino en la búsqueda de los orígenes y de la invencibilidad", revela Sensei. Entre tantas otras facetas, el maestro también es graduado en medicina deportiva en la Unifesp (antigua Escuela Paulista de Medicina). Es escritor y también creador del método KIR, que en inglés la sigla significa Ken Intensive Recuperation o Recuperación Intensiva a través de la Espada. Dentro de la tradición guerrera de los samuráis, el posee el "Menkyo Kaiden", es la graduación más alta en “Hyoho Niten Ichi Ryu Kenjutsu”, estilo desarrollado por el maestro Samurái Miyamto Musashi, el más famoso de todos los samuráis en Japón, en su formación y experiencia como médico del deporte, una experiencia de 10 años en el medio militar y el hecho de ser brasilero, componen los seis pilares del método KIR. Son estos factores que convierten las clases inmensamente más enriquecedoras. Es un profundo viaje en busca de la esencia de la espada y de la filosofía samurái. De este punto de vista, este método es la herramienta fundamental que canaliza las enseñanzas de la filosofía y de la cultura japonesa en el día a día del practicante, haciendo con que estos adquieran sobretodo, tranquilidad, control, disciplina y autoconfianza. Su dedicación plena e integral en difundir los legados de la tradición guerrera de la espada samurái (Kobudo y el Bushido) fue reconocida en varios estados y municipios del país. Su legado es tan grande que el día de su cumpleaños, 24 de abril, es considerado el día del samurái en São Paulo y en otros estados.

Los samuráis aprecian de forma particular el entrenamiento militar. A través de las artes marciales, era fortalecida tanto en su técnica como en su espíritu. Más que acertar un objetivo con su flecha o cortar algo con su espada, un samurái siempre vislumbraba refinar su espíritu, con la autodisciplina y el autocontrol, para así estar siempre preparado para las situaciones más adversas posibles. Tal preocupación con el espíritu, ayudó las artes samuráis a salvarse de la extinción en la restauración Meiji (época en que los samuráis se convirtieron en burócratas al servicio del gobierno). El Kobudo, como son conocidos los estilos de combate creados por los samuráis, aun es practicado hoy en día. Este cubre una gran gama de armas y técnicas. Entre ellas, se destaca el Kenjutsu*, el Iaijutsu*, la Naginatajutsu*, el Sojutsu* o Yarijutsu*, el Jojutsu* y el Bojutsu*. La mayoría de estas artes fue modernizada. Ellas son llamadas “Gendai Budo”. Es el caso del kendo, del aikido, del judo y del jiu-jitsu. Tanto el Kobudo como el Gendai Budo son practicados hoy en día, muchas veces complementándose.

En entrevista a la revista Bushido Brasil, Jorge Kishikawa revela cuáles son sus actuales pretensiones con las artes marciales:


RBB –
¿Cuáles son las diferencias básicas entre las enseñanzas desarrolladas en el Instituto con en las otras artes marciales?
SenseiYo no conozco profundamente las otras artes marciales, pero por el conocimiento que adquirí a lo largo de décadas de entrenamiento me parece que estas carecen de la parte filosófica. Es difícil de explicar, pero va desde la convivencia y pasa por los maestros. Es nuestro método KIR. Fui a buscar un conocimiento al otro lado del mundo y de una época mucho más antigua a la nuestra. Yo siempre remé contra la marea. Yo iba para Japón a aprender las técnicas antiguas, mientras los japoneses estaban más interesados en béisbol. Era la americanización generada después de la 2ª guerra mundial. Entonces tuve clases con los últimos samuráis legítimos. Hijos y nietos de samuráis. Hago esto hace cuarenta años. Voy para allá de dos a tres veces por año. Soy el nieto que ellos querían tener y que la post-guerra no “permitió”. Fui detrás del conocimiento. Bebí de la fuente. Viví en la casa de ellos y esto me torno el hombre que soy hoy.

RBB - ¿Qué buscan los alumnos que van a su escuela?
Sensei Ellos buscan un cambio interior. Ellos tienen la esperanza de encontrar algo que no encontraron en otras modalidades. Los hijos o nietos de japoneses vienen hasta aquí con la intención de rescatar sus orígenes. Los jóvenes de hoy están interesados en esto. Diferente de mi época donde ellos lo repudiaban. Por eso digo que remé contra la corriente. Otros buscan la felicidad. Algunos una forma de superarse en la vida buscando estrategias para mejorar en el trabajo, en la escuela y en su convivencia en forma general.

RBB - ¿En qué pueden las enseñanzas samuráis ayudar en nuestro mundo moderno?
Sensei Estas ayudan desde prevenir un accidente de tránsito, hasta que usted se despierte más temprano y aprovechar su día. Nuestro entrenamiento no deja que la persona se meta en un problema banal. Usted es respetado por su colega de trabajo. Usted mejora en su desempeño en el estudio y obviamente usted mejora su salud. Esto hace con que su día a día sea mucho mejor y mucho más llevadero. Nuestras enseñanzas sirven para orientar la vida.

RBB - ¿En qué su vida como médico, ayudó en el arte marcial y vice-versa?
Sensei Desde el punto de vista médico deportivo, algunos conceptos estaban un poco desactualizados. Entonces había muchas lesiones. A partir de esto verifiqué que algunos ejercicios no eran adecuados para determinada técnica. Otro detalle es que con mi formación consigo ver lo que cada discípulo carga como problema y trae para el instituto. No me importa su medalla. No me importa su grado. Lo importante es que el alumno sea feliz.

RBB - Todos los equipos para la práctica de esta arte no son baratos. ¿El instituto dispone de alguna beca para aquellos que quieren iniciar este camino?
Sensei – Sí, Tenemos becas en todas nuestras escuelas. Es solo entrar en contacto con el instituto más cercano y verificar las posibilidades.

RBB – Sensei, el nombre de nuestra sección es “Zen en el cotidiano”. ¿Usted se considera una persona Zen?
Sensei – El zen desde el punto de vista más tradicional dice que no debemos apegarnos a nada. Por este lado yo no soy zen. Soy muy apegado a mi salud, soy muy apegado a mi familia, a mis alumnos. Entonces desde el punto de vista religioso yo no soy zen. Yo soy budista, pero no soy zen. Ahora en el sentido zen popularmente dicho y que dice sobre una persona calmada y tranquila yo me considero zen. Yo tengo muy claro en mi mente todo lo que debo hacer y tengo mucha seguridad en todo. Tengo claridad del mundo y es por eso que me considero zen. Cada uno de mis minutos son vividos de forma intensa.

Kenjutsu* – Arte de la Espada
Iaijutsu* – Arte de desembainar la espada
Naginatajutsu* – Arte del bastón largo com lámina Sojutsu* o Yarijutsu* – Arte de la lanza
Jojutsu* – Arte de la Paz
Bojutsu* – Arte del bastón



topo

Instituto Niten Internacional
+55 11 94294-8956
contacto@niten.org