Ir para o Conteúdo

Café con Sensei

Pensamientos y comentarios del Sensei Jorge Kishikawa


11-jul-2011

Gashuku Brasilia 1 -Seco, seco y seco

"Quisiera agradecer en mi nombre, en el de mi familia y en el de todos los alumnos de las unidades del DF por el Gashuku.

Cada vez que se aproxima un evento de este tamaño, nos quedamos siempre con una sensación de que parece que va a ser el primer gashuku en el que vamos a participar; y, de esta forma, aguardamos. Y al terminar, estamos seguros de que no fue el primero sino el único!

Esta vez pude ver al Sensei de bogu durante tres horas sin interrupción, luchando más de una vez con cada alumno. Creo que, debido a mis limitaciones, no pensaba que esto fuera posible. Ponerse bogu incluso con el clima extremadamente seco de Brasília y luchar durante tres horas. Algunos compañeros necesitaron sacar el men para recuperarse pero volvían enseguida.

Vi alumnos con cuatro meses de entrenamiento y alumnos con más de cuatro años de Niten, todos buscando fuerzas y energía para no desistir y tener la oportunidad de, en la rotación, estar frente al Sensei una vez más para luchar.

A la tarde, almuerzo liviano, pues estaba por venir Niten ichi Ryu, Iaijutsu y shiai!

Al final, todos estaban felices por haber vencido "barreras" como cansancio, dolores, agotamiento físico y psicológico, y terminar el día sabiendo cuánto ganamos con una verdadera clase de estrategia y visión de combate para la vida.

Con seguridad, tenemos lo mejor de la cultura japonesa a nuestra disposición y tenemos que hacer valer la oportunidad de estar en el Niten y aprovechar cada entrenamiento, cada "Momento de Oro" que tenemos. Pues, así como el gashuku... son únicos!

Arigato gozaimashita, Sensei.

Arigato gozaimashita a todos los compañeros de las unidades Brasília, Asa Norte, Taguatinga, Ribeirão Preto, Volta Redonda, Curitiba y Goiânia."


Silvana - Unidade Brasilia


"Esta vez pude ver al Sensei durante tres horas sin interrupción"

"Aprovechar cada entrenamiento, cada 'Momento de Oro' que tenemos"

"Terminar el día sabiendo cuánto ganamos"


Aquí en São Paulo, donde el clima es propicio para un buen entrenamiento la mayor parte del año, jamás sentí algo como lo que sentí en Brasília: el clima seco de los cerrados.

Para que tengas una idea de lo que digo, imagínate que, a pesar de que la temperatura registraba 16 grados por ser invierno, al colgar el kimono mojado después del entrenamiento, se secó en sólo 10 minutos!

En el entrenamiento de tres horas que citaba Silvana fue así:

En la primera hora, sentí prácticamente como si estuviera en un entrenamiento habitual aquí en São Paulo. O sea, nada diferente.

En la segunda hora, comencé a sentir que mi frecuencia cardíaca había aumentado más que en mis dos horas habituales.

Fue durante la tercera hora que me di cuenta de que algo estaba diferente. El clima estaba seco y, según la meteorología, inviable para la práctica de ejercicios de fuerte intensidad. Me recordaron que, en el caso de que no respetara mi límite, podría desmayarme en cualquier momento. Incomodidad respiratoria que inconscientemente pedía que terminara. Los 180 minutos estipulados fueron vencidos con el espíritu guerrero: el ki. No me había dado cuenta de que "aquella voluntad fuera de lo común" de parar el entrenamiento, tenía por causa el clima seco de Brasília. A veces, la naturaleza intenta unir algunas piezas sin darnos cuenta. Afortunadamente, fui hasta el final.

Brasília tiene un buen equipo de vanguardia (y nuevo), lo que ofrece, para nuestra alegría, un futuro muy prometedor.

Vamos a hinchar.



 



topo

Instituto Niten Internacional
+55 11 94294-8956
contacto@niten.org