Ir para o Conteúdo

Café con Sensei

Pensamientos y comentarios del Sensei Jorge Kishikawa


10-jun-2011

El Sensei en Rio de Janeiro 1 - Hasta yo me impresioné

"El Gashuku aquí en Rio fue muy gratificante. Esperé toda la semana para entrenar con el Sensei, incluso porque sabía que sería exhaustivo, lo que no esperaba es que lo fuera también para el Sensei. Esto fue lo primero que realmente me impresionó. Por más que ya haya participado en intensivos, torneos, kangueikos (entrenamientos de invierno), shugyo (sacerdocio en la espada) y diversos otros eventos, nunca había visto al Sensei luchar con más de 40 alumnos... dos y tres veces! Y no era sólo "ippon" (que vale un punto) sino un keiko (entreno) de algunos minutos donde el Sensei incluso corrigió y explicó. Y por sobre todas las cosas, lastimado. Al final, el Sensei me comentó: "Mi kimono está muy mojado!", eso porque hacía frío, imagínense si hiciera calor! Me parece que esto es una lección para alumnos y maestros de todas las artes marciales e,incluso, de modalidades deportivas: que el profesor transpire y muestre cómo se hace, y no sólo quedarse sentado, en silencio, observando el entrenamiento de lejos.

Lo segundo que me gustó mucho, a pesar de haberme cansado mucho, fue la hora de Iaijutsu que pasó rápido pero al día siguiente, parecía que 'tinha feito sapinho' todo el domingo. Durante toda esa hora, todos estuvimos haciendo katá, con unas pausas mínimas de demostración del Sensei. No sé cuántos katás (secuencia de movimientos preestablecidos) hicimos pero fueron cinco secuencias diferentes durante una hora, luego repetimos cada katá durante más de 10 minutos ininterrumpidos. Eso fue después de ya haber hecho 3 horas de kenjutsu. Creo que conseguí hacer buenas secuencias y aprendí algunas técnicas casi sin querer en el medio de las repeticiones. Todos estaban muy concentrados y nadie quiso detenerse por mucho tiempo para descansar la rodilla o algo parecido, entonces el ambiente también ayudó a concentrarnos en el entrenamiento. Fue increíble!

Además, entrenamos Katás de Niten Ichi Ryu y luchamos un poco más intentando aplicar las técnicas que vimos con el Sensei en luchas anteriores. Otra cosa que siempre me olvido es que luchar usando estos diferentes kamae (posiciones) y golpes no es tan fácil como el Sensei hace parecer cuando lucha, sentí que todavía tengo un largo camino por delante para asimilar las nuevas técnicas.

Al final del entrenamiento, los Momentos de Oro. Realmente de Oro, pues el Sensei nos pasó mucho conocimiento sobre Kenjutsu, samurais, técnicas, historia y sobre nosotros mismos, el Instituto Niten. Me parece que los alumnos que aún no conocían al Sensei se impresionaron y yo mismo, que ya lo conocía, quedé impresionado con las palabras sinceras de mi maestro.

También tuve la oportunidad de conversar con el Sensei en el almuerzo y después, en la cena final. Aproveché para hacerle algunas preguntas (no muchas para no ser molesto sino algunas) para saciar un poco mi sed de conocimientos y aprovechar la oportunidad de "beber directo de la fuente". Todos confraternizamos juntos y fue muy bueno conversar con nuestros compañeros de unidad y nuestro Sensei sobre todos los asuntos, desde técnicas hasta algunas tonterías.

El Sensei dejó de pasar tiempo con su familia, con sus quehaceres, con su momento de ocio, con su descanso, con sus otros alumnos de las diferentes unidades, para estar en Rio y entrenar con nosotros, enseñarnos, mostrarnos un camino. Es por eso que inevitablemente en todos los mensajes de correo electrónico, relatos e impresiones, siempre terminamos con las mismas palabras:

Arigatou gozaimashitá, Sensei"

Kenso -Niten Rio de Janeiro

 "Sensei en corte ascendiente sobre el antebrazo con el kodachi (adaga)"


Las palabras del coordinador Kenso Dino muestran el panorama de lo que sucedió este fin de semana en Rio de Janeiro.
A lo que respondí:
Kenso:
Ni siquiera yo pensé que saldría vivo con esta distensión en el muslo, pues no conseguía ni levantar la pierna para entrar en el coche.
Sucedió tres días antes de ir a Rio y sabía que no mejoraría.
Pero todo resultó bien okagesama...
Allí es donde está el secreto: el kenjutsu es la técnica de la sobrevivencia y no un deporte. Lo que significa que sobrevive quien domine las técnicas y no, quien tenga un buen condicionamiento físico.
Voy a confesarte que a medida que rescato las técnicas antiguas, crece mi admiración y alegría al haber elegido el Camino para descubrir los secretos enterrados de estos conocidos guerreros,los Samurais.

Hasta yo me impresioné!



topo

Instituto Niten Internacional
+55 11 94294-8956
contacto@niten.org